DKV cubre más de 1.650 bajas por COVID-19 a sus asegurados de Renta, pese a estar excluida del condicionado general

DKV ha dado cobertura, desde el mes de marzo, a más de 1.650 siniestros por COVID-19 a sus asegurados de Renta, pese a estar dentro de las exclusiones del condicionado general al ser una pandemia.

Para dicha cobertura, la aseguradora tiene en cuenta que el cliente sea diagnosticado como caso positivo de acuerdo al protocolo del Ministerio de Sanidad y que presente una baja.

Esta cobertura no es habitual y, de hecho, es un riesgo que suele ser rechazado en el sector, o bien se cubre mediante pago de una sobreprima o bien se paga por un número de días de baja.

En noviembre, en la semana del pico de la pandemia, esta cobertura adicional de la compañíaha supuesto que los gestores de siniestros tuvieran una carga de trabajo de un 80% más que el mismo periodo del año pasado, por lo que se trata de un esfuerzo importante para la empresa.

DKV está siendo la compañía con mayor sensibilidad en esta pandemia. Aparte del impacto de la cobertura por COVID-19 a los asegurados de Renta, ha demostrado su compromiso con sus clientes con iniciativas como #AhoraTocaAyudar, a través de la cual la aseguradora contactó telefónicamente con 113.000 clientes durante las semanas de confinamiento para interesarse por su situación; la inclusión de la cobertura de tratamiento farmacológico extrahospitalario ante la infección por COVID-19; la adopción de soluciones a en caso de dificultades ante el pago de la prima; la extensión de la atención psicológica y los servicios de salud digital a todos los clientes de la compañía, independientemente del producto o cobertura contratado.